Con la tecla Ctrl presionada, pulsa el signo menos para reducir el tamaño del blog.

Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

Nuevo! Universo Mágico muestra a los niños la astronomía de manera sencilla Astronomía Infantil

Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads

Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration y Universo Mágico
Mostrando entradas con la etiqueta Nebulosas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nebulosas. Mostrar todas las entradas

✨NGC 2170 por Robert Gendler

Lunes 19 de Junio de 2017




Esta rica colección de nebulosidad predominantemente reflexiva y de pequeñas emisiones existe en la parte occidental de una vasta región de formación estelar conocida como la asociación Mon R 2. La designación "R" significa reflexión e indica una asociación de estrellas que iluminan nebulosas de reflexión. La mayoría de los miembros de Mon R 2 son estrellas del tipo B situadas a lo largo de una línea este-oeste que se extiende a través de 2 grados del cielo del invierno, situado a unos 8 grados de la nebulosa de Orión. La asociación Mon R 2 se sitúa a una distancia de 2707 años luz y se formó hace aproximadamente 6 a 10 millones de años a lo largo del borde de la nube molecular Mon R2 formada elípticamente. En 1966, Van den Bergh identificó por primera vez esta gran agrupación de nueve nebulosas de reflexión iluminadas por una asociación de estrellas de tipo B. Se ha sugerido que las estrellas masivas al final forman asociaciones estelares y que su posterior presión de radiación dispersa el gas interestelar y el polvo del que se han formado las estrellas de masas inferiores.

Probablemente con el tiempo evolucionan convirtiéndose en nebulosas de reflexión y asociaciones de estrellas de tipo B, regiones HII y asociaciones de estrellas tipo O. La existencia de regiones HII dentro de Mon R 2 sugiere que puede estar más evolucionado que otros grupos de nebulosas de reflexión y que las condiciones son óptimas para la formación de estrellas masivas. La nube Mon R2 parece tener un plano preferido de formación de estrellas activas. Curiosamente, los objetos estelares de baja masa parecen predominar a lo largo del lado oriental aparentemente más joven de la asociación mientras que la fase de nube HII parece haber sido alcanzada en el lado occidental más antiguo. El núcleo de la nube molecular Mon R2 se asocia tanto con una salida masiva de energía bipolar (una de las mayores salidas conocidas) como con varias fuentes de radio que se cree que provienen de agua, formaldehído y OH Masers. Maser es un acrónimo de "Amplificación de Microondas por Emisión Estimulada de Radiación".

Los masers se forman a través de la interacción entre las estrellas de alta energía y las regiones ricas en varias moléculas. Tanto el fenómeno de flujo de salida como el de maser ocurren en regiones de formación de estrellas muy activas. Estos fenómenos energéticos surgen del núcleo de la nube Mon R2 donde se ha identificado una región HII compacta y varias fuentes infrarrojas embebidas en el polvo, asociadas con objetos de secuencia pre-principal, presumiblemente evolucionando como estrellas de tipo B calientes. La nebulosa de reflexión VdB 68 muestra las estrías características de las nebulosas más antiguas, donde la estrella emocionante ha comenzado a destruir el material molecular circundante. Las nebulosas de reflexión NGC 2170 y VDB 69 no muestran tales estrías que impliquen que puedan ser objetos más jóvenes que VDB 68. Detalles técnicos.


✨El Águila por Herschel

Sábado 17 de Junio de 2017




Una antigua fotografía ahora famosa del Telescopio Espacial Hubble mostraba los pilares de la creación, las columnas de formación estelar de gas frío y polvo de varios años luz de largo que hay en el interior de M16, la Nebulosa del Águila. Ésta composición fotográfica en falso color presenta la guardería estelar cercana visualizada a partir de los datos de la exploración panorámica del Observatorio Espacial Herschel de las nubes interestelares que hay a lo largo del plano de la Vía Láctea. Los detectores del infrarrojo lejano del Herschel registran directamente la emisión procedente del polvo frío de la región, aunque el grupo central de estrellas jóvenes y calientes no es evidente en estas longitudes de onda infrarroja. Los famosos pilares están cerca del centro de la escena.

La radiación y los vientos de las estrellas esculpen las formas dentro de las nubes interestelares. Los puntos blancos son nudos de gas y de polvo más densos, grumos de material que colapsan para formar nuevas estrellas. La nebulosa del Águila es un blanco fácil para prismáticos o pequeños telescopios y está a unos 6.500 años luz de distancia de la Tierra, y se ubica en una parte del cielo rica en nebulosas que ocupa la constelación Cola de Serpiente.


Crédito:    ESA / Herschel / PACS / SPIRE / Hi-GAL Project 

✨IC 1848 por Jim Misti

Miércoles 14 de Junio de 2017




IC 1848, W5 y también llamada popularmente como la Nebulosa del Alma, es una nebulosa de emisión ubicada en la zona del cielo que ocupa la constelación de Casiopea. Jim Misti nos ofrece en su página web Misti Mountain Observatory, una imagen diferente a las habitualmente procesadas por los astrofotógrafos, en éste caso vemos la nebulosa detras de un gran campo estelar, la mayor parte de estas estrellas quedan ocultas después del tratamiento de las exposiciones, si embargo la belleza de los puntos luminosos no esconde los secretos de la nebulosa del Alma. Está situada justo al lado de la Nebulosa del Corazón a aproximadamente 6.500 años luz de distancia de la Tierra y mide unos 100 años luz. El color rojo predominante se debe a la emisión de la luz emtida por el hidrógeno excitado.

IC 1848 es una auténtica factoría masiva de estrellas, el polvo estelar se acumula condensándose para formar nuevas estrellas. Fue fotografiada por primera vez en el año 2010 por el explorador de infrarrojos WISE, después de su lanzamiento al espacio en diciembre de 2009, despejando muchas dudas de ésta y otras nebulosas que no podían ser atravesadas en luz visible. Detalles técnicos.


Crédito:   Jim Misti / Misti Software Group 

✨El Lápiz por Las Campanas

Martes 13 de Junio de 2017




Moviéndose de arriba a abajo cerca del centro de esta detallada composición, los filamentos delgados, brillantes y trenzados son en realidad grandes ondulaciones de una lámina cósmica de gas brillante vista casi de canto. La onda de choque interestelar surca el espacio a más de 500.000 kilómetros por hora. Catalogada como NGC 2736, su aspecto alargado sugiere su nombre popular, la nebulosa del Lápiz. Tiene unos 5 años luz de largo y se encuentra a unos 800 años luz, pero representa sólo una pequeña parte del remanente de la supernova de la Vela. Este remanente tiene unos 100 años luz de diámetro y es la nube de restos en expansión de una estrella que explosionó hace unos 11.000 años.

Inicialmente, la onda de choque se movía a millones de kilómetros por hora, pero al arrastrar el material interestelar circundante ha desacelerado considerablemente. En esta imagen de banda estrecha y gran angular, los colores rojo y azul-verde corresponden a el resplandor característico de los átomos de hidrógeno ionizado y de oxígeno.


Crédito:    Howard Hedlund & Dave Jurasevich / Observatorio Las Campanas 

✨Nebulosa oscura en Lupus

Sábado 10 de Junio de 2017




Barnard 228 es la nebulosa oscura más prominente situada en la zona del cielo que ocupa la constelación de Lupus, por ello recibe el nombre de Nebulosa oscura del Lobo. Un denso campo estelar perteneciente a la Vía Láctea se extiende por toda la imagen, cubriendo una gran parte de la constelación. Scott Rosen nos ofrece una  imagen que representa un mosaico de 3 paneles que cubre 6 grados en el cielo, un gran trabajo del astrofotógrafo que ahora disfrutamos en Universo Mágico.

El polvo más oscuro se está condensando para formar nuevas estrellas, mientras los caminos se dibujan en éste hemoso y enigmático paisaje estelar. Se pueden ver estrellas de todos los colores, entre las que destacan 5 jóvenes y energéticas estrellas azules cuya luz es absorbida por el polvo cósmico. Detalles técnicos.


Crédito:    Scott Rosen

✨Carina por Diego Colonello

Martes 6 de Junio de 2017


El genial astofotógrafo Diego colonnello ha hecho llegar a Universo Mágico una nueva imagen de la Nebulosa Carina que no hemos podido evitar publicar hoy, ante tal belleza sólo nos queda admirar una imagen que está compuesta de 10 exposiciones de 60 segundos cada una, con flitros Ha, OIII y SII. La nebulosa Carina ó NGC 3372, es una gran nebulosa de emisión que rodea varios cúmulos abiertos de estrellas. Entre estas estrellas destaca Eta Carinae, una de las estrellas más masivas y más luminosas en la Vía Láctea. La nebulosa se encuentra a una distancia estimada de 6.500 a 10.000 años luz de la Tierra. Se localiza en la constelación de la Quilla y es una de las más extensas del cielo, además contiene diversas estrellas tipo O.

Dentro de esta gran nebulosa se encuentra una característica menor, rodeando a la propia estrella Eta Carinae. Este objeto es conocido como la Nebulosa del Homúnculo, la cual se cree que fue expulsada en 1841 en una gran explosión que hizo que Eta Carinae se convirtiera brevemente en la segunda estrella más brillante del firmamento. Eta Carinae es una estrella hipergigante altamente luminosa. Se le calcula una masa entre 100 y 150 veces la masa del Sol y su luminosidad es cerca de cuatro millones de veces la de nuestra estrella.

Estas estrellas son bastante raras, existen solamente unas pocas docenas en una galaxia del tamaño de la Vía Láctea, y pueden tener finales desastrosos al acercarse al límite de Eddington, en el cual la presión generada hacia afuera debida a su radiación puede ser tan grande como para compensar la fuerza de gravedad. Las estrellas con más de 120 masas solares exceden el límite de Eddington teórico y su gravedad es apenas suficiente para mantener su radiación y su gas dentro de la estrella, lo cual desemboca en una supernova o una hipernova.


✨Desde las Pléyades hasta California

Miércoles 31 de Mayo de 2017




Durante gran parte del año, en el hemisferio norte de la Tierra, puede verse un pequeo grupo de estrellas que brillan de manera especal. Se pueden ver a simple vista includo desde las grandes ciudades, donde la polución y la contaminación lumínica no permite ver el campo estelar del cielo nocturno. Se pueden ver en la parte superior de la imagen, tomada por Sylvain Wallart desde el observatorio Saint Véran situado en la cima de la cordillera de los Alpes, a 3.000 metros de altura. Sébastien Gozé fué el autor del posterior procesado, cuyo resultado final ha sido excelente. Fotografiada con una cámara de campo amplio, ofrece también la Nebulosa California y todo el cielo que llega hasta M45, una gran telaraña de polvo oscuro que absorbe la luz de las estrellas cercanas. Un denso camino de polvo divide a la mitad la distancia entre los dos objetos más representativos de ésta zona del cielo.

M45, es un cúmulo estelar abierto con nebulosidad que contiene estrellas calientes de tipo espectral B de mediana edad ubicadas en la constelación Tauro. Está entre uno de los cúmulos estelares más cercanos a la Tierra. El cúmulo está dominado por estrellas calientes extremadamente azules y luminosas que se han formado en los últimos 100 millones de años. El polvo que forma una débil nebulosidad de reflexión alrededor de las estrellas más brillantes es una nube de polvo no relacionada en el medio interestelar, a través de la cual las estrellas están pasando actualmente. Por su parte, La nebulosa California ó NGC 1499 es una nebulosa de emisión situada en la constelación de Perseo a 1000 años luz de distancia de la Tierra. El hidrógeno alfa es el que tiñe la nebulosa de color rojo, y Menchib es la estrella responsable de la ionización del gas. Detalles técnicos.


Crédito:    Sébastien Gozé / Sylvain Wallart 

✨La espada de Orión por Steven Mazlin

Domingo 28 de Mayo de 2017




En ésta imagen tomada por Jim Misti en Arizona, se añadieron los nuevos datos que el Dr Steven Mazlin aportó de las tomas realizadas en Pennsylvania. La composición y reprocesado resultantes se pueden ver en la imagen que hoy presentamos en Universo Mágico. "Sin duda, es instructivo ver cómo el oscuro cielo de Arizona nos permite captar el débil tono rojizo de la nebulosidad que no se ve en la imagen de Pennsylvania" dice Steven en su página web. La imagen capta la toalidad de la Gran y Pequeña nebulosas de Orión, M42 y M43 respectivamente, así como otras nebulosas como por ejemplo, la nebulosa del Atleta conocida usualmente como Running Man ó NGC 1977.

Los colores que vislumbra la imagen resaltan las texturas tanto de las nebulosas como de la nube molecular que las rodea. El cinturón de Orión perfectamente visible lo conforman las estrellas Alnitak, Alnilam y Mintaka, que aparecen al instante ante cualquier observador en las oscuras noches del hemisferio norte de la Tierra. desde el cinturón hacia abajo se puede ver la espada del cazador, que parece estar compuesta por unas pocas estrellas débiles, que sólo con un pequeño telescopio se resuelven de manera notable. En el interior de la Nebulosa de Orión se encuentra un cúmulo estelar abierto, en el que destacan 4 estrellas que forman un Trapecio, y que dan nombre al cúmulo. Detalles técnicos.


Crédito:   Steven Mazlin / Jim Misti 

✨Un gran trofeo en la Gran Nube de Magallanes

Jueves 25 de Mayo de 2017




La Gran Nube de Magallanes es una galaxia satélite de la Vía Láctea, en donde abundan las regiones de formación estelar, algunas de éstas regiones se pueden ver incluso a simple vista, por ejemplo la famosa Nebulosa de la Tarántula. Sin embargo en esa galaxia existen más regiones en que las estrellas nacen, no menos intrigantes que la mencionada Tarántula. Es el caso de N51D, que podemos ver en ésta impresionante vista, tomada por Josep Drudis y procesada con la ayuda de su hijo Pau. Contiene dos objetos llamados nebulosa NGC 1968 y el cúmulo estelar NGC 1955. Se trata de una nebulosa de emisión y reflexión, NGC 1955 contiene jóvenes estrellas muy calientes que despiden radiación y fuertes vientos estelares a altas temperaturas, que ionizan el gas circundante haciendo que éste gas brille. Junto a éstas estrellas jóvenes hay muchas protoestrellas, que son futuras estrellas en sus etapas iniciales. 

En NGC 1968 está el primer objeto Herbig Haro localizado fuera de la Vía Láctea, descubierto en 2005 por el Telescopio Espacial Spitzer. La nebulosa, situada en la zona del cielo que ocupa la constelación de El Dorado, desprende el color rojo característico del gas hidrógeno excitado por la radiación ultavioleta emitida por las estrellas del cúmulo estelar, y que curiosamente adquiere forma de tazón ó trofeo de alta competición. Sin duda un excelente trabajo de la familia Drudis que nos permite ver con todo detalle los intrincados filamentos y el luminoso corazón de N51D. Detalles técnicos.


Crédito:   Josep y Pau Drudis / Astrodrudis

✨Nebulosa del Capullo por Warren Keller

Lunes 22 de Mayo de 2017




Las imágenes de campo amplio están de moda en Universo Mágico porque nos permiten ver el objeto rodeado del medio estelar que lo circunda. La nebulosa del Capullo es una nebulosa de reflexión, de emisión y de absorción, es prácticamente una copia de la nebulosa Trífida. ambas son grandes guarderías estelares, donde las estrellas nacen, convirtiéndose en jóvenes y calientes astros que mediante la emisión de radiación hacen brillar el rojo gas hidrógeno que las rodea (emisión). También los carriles de polvo oscuro que atraviesan la nebulosa reflejan la luz de las estrellas recién nacidas (reflexión). Pero eso no es todo, ya que el denso polvo que rodea todo el complejo absorbe la luz ultravioleta de las jóvenes estrellas, haciéndose visible mediante un oscuro y polvoriento camino que recorre la imagen de arriba a abajo (absorción).

La imagen de la nebulosa del Capullo muestra perfectamente los tres estados de las nebulosas concentrados en una sóla. El excelente astrofotógrafo Warren Keller ha procesado la imagen de manera que podemos ver todos los componentes por separado y además nos muestra el rico campo de estrellas que circunda el objeto. Estrellas de diferentes colores que brillan en primer plano le dan a la composición un aspecto festivo.


✨Pájaros en el Alma

Viernes 19 de Mayo de 2017




La imagen recogida en Moonrocks Astro, tomada y procesada por Paul C Swift, es un fragmeto de la gran nebulosa del Alma. Lo que vemos parece un gran pájaro cósmico en el que se están formando gran cantidad de estrellas. Una gran nube oscura, que forma las alas del pájaro, oculta una parte de la nueva generación de estrellas jóvenes que son las encargadas de ionizar el gas provocando que la nebulosa brille. El color naranja característico corresponde al rango de gas hidrógeno que envuelve toda la zona. Algunos glóbulos de Bock son visibles en la imagen. En la cabeza del pájaro el polvo y el gas se están condensando para cocinar nuevas estrellas. Situada en la zona del cielo que ocupa la constelación de Casiopea, la nebulosa del Alma está ubicada en el brazo espiral de Perseo de nuestra galaxia a uno 7.000 años luz de distancia de la Tierra. La distancia está bien determinada por los cúmulos estelares situados en el interior de la nebulosa.

El brazo espiral de Perseo contiene mucha actividad estelar, nebulosas y muchos cúmulos estelares jóvenes. Muy cerca del Alma se encuentra la célebre nebulosa del Corazón. Las grandes nebulosas contienen zonas como la de la imagen que no se aprecian bién cuando son fotografiadas enteras, por esa razón, trabajos en primer plano como el de Paul, son agradecidos por los profesionales y aficionados para poder ver en detalle éstas formaciones.


Crédito:   Paul C Swift / Moonrocks Astro

✨Tormenta cósmica por Rolf Olsen

Martes 16 de Mayo de 2017




"Los astrofotógrafos a menudo hacen grandes esfuerzos para producir las imágenes más realistas y estéticamente más atractivas de los objetos distantes del Universo, que además estén libres de los efectos visuales que activen su distracción" dice Rolf Olsen en la presentación de ésta imagen, "Sin embargo, la belleza se esconde tras los efectos basura, que acompañan a las exposiciones fotográficas y que aquí mostramos". Han sido necesarias 41 horas de tortuoso trabajo para reflejar en la imagen una particular y colorida región en Orión. La imagen se centra en la brillante nebulosa de reflexión NGC 1999, donde podemos ver miles de pequeños puntos y rayas de luz de todas las formas y colores, en realidad son la firma de partículas de alta energía que interactúan con los átomos del fino sustrato de silicio.

Las partículas de alta energía se originan en los rayos cósmicos emitidos por los objetos exóticos tales como los agujeros negros y supernovas, y desde los eventos más terrenales como la descomposición natural de los elementos radiactivos presentes en el medio interestelar reflejados por la cámara CCD utilizada para las tomas. Las largas y cortas pistas rectas son los llamados Muones, el producto de la desintegración de la colisión de los rayos cósmicos con partículas en las partes superiores de la atmósfera terrestre. Los Muones viajan casi a la velocidad de la luz, por lo general continuan en la dirección del rayo cósmico original, y pueden penetrar cientos de metros en la Tierra. Pero los Muones son de muy corta duración y sólo llegan hasta la superficie gracias a los efectos de la relatividad especial.

Sin embargo, las pistas errantes curvadas, también conocidas como Gusanos, son causadas por el retroceso de los electrones producto de la dispersión Compton de rayos gamma en el medio ambiente natural. Estos rayos gamma se originan a partir de la decadencia del potasio-40 al argón-40, así como de la desintegración de las cadenas de uranio y torio. Habitualmente los astrofotógrafos tratan de evitar durante el procesamiento de las imágenes precisamente lo que tratamos de mostrar aquí. Para evitarlo es necesario tratar una enorme cantidad de datos, con el fin de descartar los Muones y Gusanos en las imágenes finales, y producir una imagen limpia y precisa del objeto que se quiere mostrar. Bajo éstas líneas la imagen procesada para evitar estas partículas de alta energía. Detalles técnicos.




Crédito:    Rolf Olsen

✨La nebulosa del Cangrejo en todos los espectros

Lunes 15 de Mayo de 2017




Los astrónomos han producido una imagen altamente detallada de la nebulosa de cangrejo, mediante la combinación de datos de telescopios que abarcan casi toda la anchura del espectro electromagnético, desde las ondas de radio vistos por el VLA, al potente brillo en rayos X tal como se ve desde la órbita del Observatorio de rayos X Chandra. Además la vista en luz visible del Telescopio Espacial Hubble y la perspectiva de infrarrojos del Telescopio Espacial Spitzer. La Nebulosa del Cangrejo, es el resultado de una brillante explosión de supernova vista por los astrónomos chinos y otros en el año 1054. está a una distancia de 6.500 años luz de la Tierra. En su centro hay una estrella de neutrones superdensa, que gira una vez cada 33 milisegundos, disparando rayos giratorios similares a un faro desde las ondas de radio a las longitudes de onda de rayos gamma, lo que llamamos un púlsar.

La intrincada forma de la nebulosa es causada por una compleja interacción del púlsar, un veloz viento de las partículas procedentes del pulsar, y el material eyectado originalmente por la explosión de la supernova y por la propia estrella antes de la explosión. Esta imagen combina datos de cinco telescopios diferentes, las nuevas observaciones del VLA, Hubble y Chandra y se hicieron más o menos al mismo tiempo. Chandra ha observado ésta nebulosa desde 1.999 en varias ocasiones, desde entonces los rayos X revelan la distribución y el comportamiento de las partículas de alta energía arrojadas por el púlsar desde el centro de la nebulosa, proporcionando datos sobre el generador cósmico, que despide la energía correspondiente a la emitida por mil estrellas como el Sol.


Crédito:  De rayos X: NASA / CXC / SAO; Optical: NASA / STScI; Infrarrojo: NASA / JPL Caltech; Radio: NSF / NRAO / VLA; Ultravioleta: ESA / XMM-Newton

✨El Oso del Norte

Martes 9 de Mayo de 2017




Desde Astrobin hemos recogido esta imagen de David Lindemann que nos ayuda enormemente a delimitar, por contraste de color, las diferentes nuebes de gas y polvo que conforman las nebulosas de éste campo de visión. La nebulosa del Oso del Norte, tambien llamada Cabeza de Pez ó IC 1795, es la parte más brillante de la gigantesca y conocida nebulosa del Corazón, un gran complejo de regiones de formación estelar, que se encuentra en el borde de una nuebe molecular todavía más grande situada a lo largo del brazo espiral de Perseo de nuestra galaxia, la Vía Láctea.  Ubicada en la zona del cielo que ocupa la constelación septentrional de Casiopea, y a una distancia de unos 6.000 años luz de la Tierra, IC 1795 es una nebulosa de emisión, por tanto, una zona de formación de nuevas y calientes estrellas que llenan el centro de la nube y que ionizan el gas circundante a través de la radiación ultravioleta, haciendo brillar toda la nebulosa. En la imagen aparece casi en el centro con colores verde azulado y naranja, desde nuestra perspectiva se pueden ver carriles de denso polvo oscuro que cruzan toda la zona y que parecen envolver a IC 1795.

En la imagen de campo amplio podemos contemplar las retorcidas formaciones de polvo que oscurecen el brillante gas. Diversas formas se dibujan por toda la imagen, con un poco de imaginación y optimismo vemos un mueciélago de polvo oscuro debajo de la nebulosa, una cabeza de pez casi perfecta y una garra de oso justo encima, incluso podemos ver un brillante renacuajo en el centro izquierda. Además un rico campo de estrellas cubre toda la imagen. Detalle técnicos.


Crédito:   David Lindemann / Astrobin

✨Algo ha cambiado en Carina

Lunes 8 de Mayo de 2017




En una de las zonas más brillantes de la Vía Láctea hay una nebulosa donde ocurren algunas de las cosas más extrañas. NGC 3372, conocida como la gran nebulosa de Carina, es el hogar de estrellas masivas y nebulosas cambiantes. La nebulosa Ojo de Cerradura (NGC 3324), la estructura brillante que hay justo encima del centro de la imagen, alberga varias de estas estrellas masivas y ha cambiado su aspecto. Toda la nebulosa de Carina abarca más de 300 años luz y se encuentra a unos 7.500 años luz de distancia en la constelación de Carina. Eta Carinae, la estrella más enérgica de la nebulosa, fue una de las estrellas más brillantes del cielo durante la década de 1830, pero luego se desvaneció de forma espectacular.

Eta Carinae es la estrella más brillante que hay cerca del centro de la imagen, justo a la izquierda de la nebulosa Ojo de Cerradura. Es posible que la misma Eta Carinae se encuentre a punto de estallar como una supernova, de hecho, las imágenes de rayos X indican que buena parte de la gran nebulosa de Carina ha sido una auténtica fábrica de supernovas.


Crédito:   Damian Peach / SEN 

✨Doble motor para una nebulosa

Domingo 7 de Mayo de 2017




ESO dió a conocer una imponente imagen de un campo de estrellas en la constelación en la Quilla. Esta sorprendente vista muestra la luz con una ráfaga de estrellas de todos los colores y brillos, algunas de ellas se ven entre nubes de polvo y gas. Una inusual estrella en el centro, HD 87643, ha sido ampliamente estudiada con varios telescopios de ESO, incluyendo el Interferómetro del Very Large Telescope (VLTI). Rodeada por un complejo nebuloso, es el resultado de violentas expulsiones anteriores de materia, la estrella ha demostrado tener una compañera. Las interacciones en este doble sistema, rodeado por un disco de polvo, pueden ser el motor que alimenta a la notable nebulosa de la estrella. La imagen, se situa hacia el brazo de Carina de la Vía Láctea, la estrella HD 87643, es un miembro de la exótica clase de Estrellas tipo B. Es parte de un conjunto de observaciones que proporcionan a los astrónomos la mejor imagen de una estrella de éste tipo. Para esto se ha utilizado el Wide Field Imager (WFI) instalado en el telescopio ESO de 2,2 metros MPG situado a 2400 metros de altura en el Observatorio de La Silla en Chile.

La imagen muestra una prolongada nebulosa de gas y polvo que refleja la luz de la estrella. El viento de la estrella central parece haber dado forma a la nebulosa, dejando brillantes zarcillos irregulares de gas y polvo. Una cuidadosa investigación de estas características parece indicar que hay regulares expulsiones de materia de la estrella entre cada 15 a 50 años. Un equipo de astrónomos, dirigido por Florentin Millour, ha estudiado la estrella HD 87643 con gran detalle, utilizando varios de los telescopios de ESO. Aparte de WFI, el equipo también utilizó el Very Large Telescope (VLT) en Paranal. En el VLT, los astrónomos utilizaron el instrumento NACO de óptica adaptativa, lo que les permite obtener una imagen de la estrella libre del efecto borroso de la atmósfera terrestre.

La enorme gama de este conjunto de observaciones, a partir de la imagen panorámica WFI y con los detalles finos de las observaciones del VLTI, corresponde a un factor de zoom de 60.000 entre los dos extremos. Los astrónomos encuentran que 87.643 HD tiene una compañera situada a una distancia de la estrella principal de aproximadamente 50 veces la distancia de la Tierra al Sol y está incrustada en una capa de polvo compacto. Las dos estrellas orbitan entre sí, probablemente en un período de entre 20 y 50 años. Un disco de polvo que las rodea también puede ser producido por las dos estrellas. La presencia de la compañera podría ser una explicación para la inyección regular de materia y la formación de la nebulosa, como la compañera se mueve en una órbita muy elíptica, puede llegar con regularidad muy cerca de HD 87643, lo que provoca una expulsión de material.


Crédito:    ESO / F. Millour 

✨La nebulosa planetaria HDW 3

Viernes 5 de Mayo de 2017




En ésta imagen de la nebulosa planetaria HDW 3, se pueden ver claramente dos ondas de choque en forma semicircular. La primera onda generada por la explosión de la estrella progenitora, es la exterior en color azul y viaja chocando con el medio interestelar más denso y frío, perfectamente marcado en su pared externa, es el material expulsado de las capas exteriores de la estrella. La segunda onda de choque, visible en color naranja, sin embargo, se encuentra con los restos de la primera onda azul emitida por la estrella, no tan denso y frío como el material del medio interestelar, su composición difiere de la primera en que es el material más interno de la estrella despojado en una segunda explosión, por lo que la composición de estas expansiones es distinto, los filamentos que deja tras de sí la segunda onda indican su dirección e intensidad. 

Esta imagen, obtenida con la cámara de campo amplio instalada en el telescopio Mayall de 4 metros del Observatorio Nacional de Kitt Peak es un ejemplo perfecto de nebulosa planetaria. HDW 3 es una antigua y gran nebulosa con forma trenzada, y muestra como la nebulosa se mueve a través de la galaxia. La estrella que produjo la nebulosa planetaria es la azulada y débil justo debajo y a la izquierda de la estrella brillante cerca del centro de la imagen. la imagen se generó en exposiciones con filtros en hidrógeno alfa visto en color rojo, y azufre en color azul.


Crédito:   TA Rector (Universidad de Alaska Anchorage) y H. Schweiker (WIYNNOAO / AURA / NSF)

✨Nebulosa del Ángel por Roberto Colombari

Domingo 30 de Abril de 2017




La luz combinada de las estrellas a lo largo de la Vía Láctea se refleja en estas nubes de polvo cósmico que se elevan a unos 300 años luz por encima del plano de nuestra galaxia, la Vía Láctea. En ésta ocasión es la habilidad del excelente astrofotógrafo Roberto Colombari, quien nos muestra la nebulosa de Ángel, que es un débil rastro de polvo y gas parte de un amplio complejo de tenues nubes moleculares relativamente difusas e inexploradas. Comúnmente se encuentran en las altas latitudes galácticas, los cirros galácticos polvorientos pueden ser rastreados a través de grandes regiones hacia los polos Norte y Sur de la galaxia.

Junto con la reflexión dispersa de la luz de las estrellas, los estudios indican que las nubes de polvo producen una luminiscencia de débil color rojizo, como granos de polvo interestelar convierten la radiación ultravioleta invisible en luz roja visible. La captura también incluye estrellas cercanas de la Vía Láctea y una serie de galaxias distantes en el fondo cósmico, la profundidad de gran campo de la imagen cubre cerca de 10 lunas llenas a través del cielo del planeta Tierra en dirección a la zona del cielo que ocupa la constelación de la Osa Mayor. Detalles técnicos.


✨Un ojo de Gato cósmico

Domingo 16 de Abril de 2017




La nebulosa del Ojo de Gato (NGC 6543) es una de las nebulosas planetarias más conocidas. En esta impresionante vista de gran angular, se observan los contornos más familiares de la región central más brillante de la nebulosa. La composición combina muchas exposiciones cortas y largas que también revelan un halo exterior extremadamente ténue. A una distancia estimada de 3.000 años luz, ese halo tiene unos 5 años luz de diámetro. Durante mucho tiempo se ha considerado que las nebulosas planetarias son una fase final de la vida de una estrella similar al Sol. Recientemente se ha encontrado que algunas nebulosas planetarias tienen halos como este, seguramente formados de material expulsado durante las primeras etapas de la evolución de la estrella.

Los astrónomos estiman que la fase de nebulosa planetaria tiene una duración de unos 10.000 años, mientras que las partes filamentosas más externas de este halo tienen entre 50.000 y 90.000 años. Abajo está la galaxia espiral NGC 6552, a unos 50 millones de años luz de la nebulosa planetaria que domina esa zona del espacio.


Crédito:   Josh Smith

✨Filamentos en el centro del Cisne

Sábado 15 de Abril de 2017




La espectacular Constelación del Cisne, llamada también en ocasiones La Cruz del Norte, es una de las más hermosas regiones de todo el cielo de la Tierra. Contiene brillantes estrellas, entre las que hallamos la supergigante blanca Deneb, que es uno de los vértices del famoso Triángulo de Verano. En ésta imagen lograda por el astrofotógrafo JP Metsävainio, podemos ver el centro de la constelación, cuyos filamentos esculpen toda la región de material interestelar. En el Cisne podemos contemplar sorprendentes nebulosas, entre las que destacan la Nebulosa Norteamérica, la del Pelícano, la de la Mariposa y la del Velo (que es el resto de una antiquísima supernova). También abundan ricos campos estelares con multitud de estrellas jóvenes y muy calientes, glóbulos de Bock, cúmulos abiertos pertenecientes al Catálogo Messier, como M29 y M39, o una intensa fuente de radiación, el llamado Cygnus X-1, que completan un paisaje que merece no una, sino muchas noches de observación en detalle, en una zona del cielo surcada por el Brazo de Orión de la Vía Láctea, que es una región externa, en dirección contraria al centro galáctico, donde se encuentra Sagitario.

Aunque puede observarse desde mucho antes y hasta mucho después, Cygnus alcanza su tránsito en la medianoche entre los meses de julio y agosto, y se muestra muy alta en el Hemisferio Norte. Desde la primavera y hasta bien entrado el otoño es posible verla desde latitudes septentrionales. En el Hemisferio Sur se podrá ver durante el invierno austral. La constelación del Cisne debe su nombre a la mitología griega. Como ocurre con otras constelaciones, hay varias leyendas para explicar su nombre. Para los antiguos griegos, la constelación del Cisne estaba relacionada con el mito de Zeus y la diosa Némesis. Para escapar de Zeus y poder conservar su virginidad, Némesis se cambiaba con la forma de diferentes animales. Cuando ella se convirtió en una gansa, Zeus inmediatamente se transformó en un hermoso cisne y se ganó el amor de Némesis.