Con la tecla Ctrl presionada, pulsa el signo menos para reducir el tamaño del blog.

Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration y Universo Mágico

✨La constelación de Orión por Arno Rottal

Jueves 20 de Julio de 2017




La imagen de campo amplio es un excelente trabajo del astrofotógrafo Arno Rottal y recogida en su web Far Light Photography. Orión, el Cazador, es una constelación prominente, quizás la más conocida del cielo. Sus estrellas brillantes y visibles desde ambos hemisferios hacen que esta constelación sea reconocida mundialmente. La constelación es visible a lo largo de toda la noche durante el invierno en el hemisferio norte, verano en hemisferio sur; es asimismo visible pocas horas antes del amanecer desde finales del mes de agosto hasta mediados de noviembre y puede verse en el cielo nocturno hasta mediados de abril. Orión se encuentra cerca de la constelación del río Eridanus y apoyado por sus dos perros de caza Canis Maior y Canis Minor peleando con la constelación del Tauro. El Complejo molecular de la nube de Orión es una gigantesca estructura de hidrógeno, polvo, plasma y estrellas nacientes que abarca la mayor parte de la constelación.

El complejo ubicado a una distancia de 1.500 años luz de la Tierra está formado por nebulosas de emisión, nebulosas de reflexión, nebulosas oscuras y regiones HII. Destaca especialmente por ser una región de intensa formación estelar y por las extraordinarias nebulosas que la forman. En la mitología griega, Orión fue un gigante. Existen diversas versiones del mito de Orión. Una de ellas cuenta que Orión había violado a Mérope, hija de Enopión, quien por ello, lo dejó ciego. Helios le devolvió la vista y a continuación Orión se convirtió en compañero de caza de Artemisa y Leto. Prometió aniquilar todo animal que hubiera sobre la Tierra, por lo que Gea se enfadó e hizo nacer un escorpión enorme que picó a Orión y lo mató. En otra versión fue Artemisa la que lanzó el escorpión contra Orión.

La nebulosa es importante debido a su gran tamaño, ya que se propaga varios grados desde el cinturón de Orión a la espada de Orión. También es una de las regiones más activas de formación estelar visible en el cielo nocturno, y es el hogar de varios discos protoplanetarios y estrellas muy jóvenes. La nebulosa es brillante en longitudes de onda infrarrojas, debido a los procesos de calor intenso que intervienen en la formación estelar, aunque el complejo contiene nebulosas oscuras, nebulosas de emisión, nebulosas de reflexión, y regiones H II. Varias partes de la nebulosa se pueden observar a través de binoculares y telescopios pequeños, y algunas partes (como la Nebulosa de Orión) son visibles a simple vista. Detalles técnicos.


✨La nebulosa del Águila por Grantecan

Miércoles 19 de Julio de 2017




La Nebulosa del Águila, también conocida como Messier 16 o M16, contiene un cúmulo estelar y muchas nebulosas de emisión y nebulosas oscuras, se ubica en la dirección de la constelación de la Serpiente, y es visible en verano. La nebulosa contiene varias regiones de gas y polvo activas, incluyendo los famosos Pilares de la Creación, que miden cuatro años luz. El cúmulo estelar, que tiene aproximadamente 100 estrellas, fue descubierto en 1746 por PL de Cheseaux, pero se perdió la nebulosidad circundante, siendo anotado por Charles Messier unos veinte años más tarde. La Nebulosa del Águila es una nube de 5,5 millones de años de edad, llena de gas hidrógeno molecular y polvo que se extiende aproximadamente 70 por 55 años luz. Esta región de formación de estrellas activas está a unos 7.000 años luz de distancia en el brazo espiral interior de la Vía Láctea, el brazo de Sagitario. Dentro de la nebulosa, la gravedad empuja las nubes de gas para colapsar hacia adentro. Si hay suficiente gas, la fusión nuclear se enciende en el centro, y la nube compacta se convierte en una estrella brillante.

La nebulosa brilla debido a la energía proporcionada por el cúmulo de calientes estrellas azules y blancas. Estas estrellas tienen unos dos millones de años de antigüedad, lo que es poco tiempo para una estrella, nuestro propio Sol de mediana edad, tiene más de cuatro mil millones de años. Sin embargo, estas estrellas O y B son considerablemente más pesadas que nuestro Sol, ya que contienen unas treinta veces más materia, y este peso adicional acorta su vida útil a sólo unos pocos millones de años en total. La nebulosa se puede ver con telescopios de baja potencia disponibles para astrónomos aficionados, o con un par de binoculares. Con tal equipo, los observadores pueden ver aproximadamente veinte estrellas claramente rodeadas de gas, polvo y la luz de otras estrellas menos luminosas. En buenas condiciones, los tres pilares también pueden verse.


Crédito:    Grantecan / Nasmyth-B / OSIRIS

✨El Alma y el Corazón por Séb Gozé

Martes 18 de Julio de 2017




En ésta imagen procesada magistralmente por Sébastien Gozé, podemos ver dos nebulosas, el Alma arriba y el Corazón abajo, catalogadas como IC 1805 e IC 1848. Son dos nebulosas de emisión situadas en la constelación de Casiopea.​ Ambas conforman la asociación estelar Cassiopeia OB6.​ Cerca también de IC 1805 se hallan Maffei I y Maffei II, dos de las galaxias más brillantes del grupo galáctico Maffei. La distancia a estas dos nebulosas esta bien determinada, principalmente porque tienen un cúmulo de estrellas en su centro (es mucho más fácil de determinar la distancia de una nebulosa si esto ocurre). Las nebulosas Corazón y Alma están ubicadas en el brazo de Perseo de nuestra galaxia a 7000 y 7500 años luz de nosotros. Esta parte del brazo tiene una gran actividad de formación de estrellas y hay muchos Cúmulos estelares jóvenes. La imagen de campo amplio es ideal para ubicar las nebulosas, observar todo el espacio que las rodea, y ver que es lo que hay entre ellas.

La nebulosa del Corazón se caracteriza por su color rojo intenso, resultado de la radiación que emana de un pequeño grupo de estrellas cerca de centro de la nebulosa que ionizan el gas dándole ese color rojo. El cúmulo abierto de estrellas conocido como Melotte 15 contiene algunas estrellas brillantes que son casi 50 veces la masa de nuestro Sol, y muchas estrellas más tenues que son sólo una fracción de la masa de nuestro Sol. El Cúmulo de la nebulosa contuvo un microcuásar que fue expulsado hace millones de años. La nebulosa del Alma, conocida también como Sh2-199, es ligeramente menor que la nebulosa del Corazón, con un tamaño también de más de 200 años luz. Detalles técnicos.


Crédito:    Sébastien Gozé

✨El radiotelescopio VLA

Lunes 17 de Julio de 2017




El Very Large Array ó VLA, es un observatorio radioastronómico situado en las Llanuras de San Agustín, entre las localidades de Magdalena y Datil, a unos 80 km al oeste de Socorro, Nuevo México, Estados Unidos. El VLA está situado a una altitud de 2.124 metros sobre el nivel del mar. Es parte del National Radio Astronomy Observatory (NRAO). El observatorio consiste en 27 radio antenas independientes, cada una de las cuales tiene un diámetro de disco de 25 metros y un peso de 209 toneladas. Las antenas están alineadas a lo largo de tres brazos en forma de Y, cada uno mide 21 km. Usando las vías férreas que siguen cada uno de estos brazos y una locomotora especialmente diseñada, las antenas pueden ser resituadas físicamente a un número de posiciones preparadas, permitiendo la interferometría con una base máxima de 36 km, esencialmente, el alineamiento actúa como una única antena con ese diámetro. La resolución angular más alta que puede ser alcanzada es de unos 0.05 segundos de arco.



Hay cuatro configuraciones usadas habitualmente, llamadas A (la mayor) hasta D (la menor), la configuración menor es cuando todos los discos están a menos de 600 m del punto central. El observatorio normalmente pasa por todas las configuraciones posibles (incluidas algunas híbridas) cada 16 meses, en otras palabras, una vez que el increíble esfuerzo necesario para mover dos docenas de instrumentos científicos altamente sensibles de 209 toneladas ha sido realizado, las antenas no son movidas otra vez por un período de unos tres a cuatro meses. El VLA sirve actualmente también de centro de control del Very Long Baseline Array (VLBA), un alineamiento VLBI de 10 discos de 25 metros situados desde Hawaii en el oeste a las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, que constituyen el instrumento astronómico más grande del mundo que opera a tiempo completo.



La aprobación del Congreso de los Estados Unidos para el proyecto VLA fue dada en agosto de 1972, y la construcción comenzó seis meses más tarde. Con la idea de actualizar la tecnología de los años 70 con la que el VLA fue construido, fue emitida una proposición para la conversión del VLA en el Expanded Very Large Array (EVLA). La actualización realzaría la sensibilidad del instrumento, su rango de frecuencias, y la resolución, y supondría la instalación de nuevo hardware en San Agustin y la construcción e instalación de un máximo de ocho discos adicionales en otras partes del estado de Nuevo México a unos 300 km de distancia, conectados por fibra óptica.


Crédito:   NRAO / Wikipedia 

✨Nebulosa Guerra y Paz por Steven Mazlin

Domingo 16 de Julio de 2017




NGC 6357 es una nebulosa difusa situada en la constelación de Escorpión. En ésta ocasión es Steven Mazlin quien la presenta en su página web, un excelente trabajo que pone de manifiesto la destreza del astrofotógrafo al procesar la imagen de forma que aparecen todos sus detalles perfectamente delimitados por contraste. Por su forma, esta nebulosa fue bautizada como Nebulosa Guerra y Paz por los científicos del Midcourse Space Experiment. Su idea fue que en las imágenes infrarrojas, la parte brillante oriental se asemejaba a una paloma, mientras que la parte occidental se parecía a una calavera.​ La nebulosa contiene muchas estrellas en proceso de formación sumergidas en discos oscuros de gas y polvo, y otras jóvenes que muestran capullos gaseosos retorcidos. NGC 6357 está cerca de la Nebulosa Pata de Gato.

Esta nebulosa incluye al cúmulo abierto Pismis 24, en cual es hogar de varias estrellas masivas. Una de sus estrellas más brillantes, Pismis 24-1, fue catalogada como una de las estrellas más masivas conocidas, cercana a las 300 masas solares, pero dicho galardón fue perdido al ser descubierto que la estrella es al menos un sistema triple, con componentes individuales excediendo las 100 masas solares. Detalles técnicos.


Crédito:   Steven Mazlin

✨Formación de estrellas en la zona austral de la Vía Láctea

Sábado 15 de Julio de 2017




Esta imagen, captada por el Wide Field Imager (WFI) emplazado en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, en la que muestra dos regiones de intensa formación estelar en la zona sur de la Vía Láctea. La primera, en la parte de abajo de la fotografía, se encuentra dominada por el cúmulo estelar NGC 3603, situado a 20.000 años luz de distancia, en el brazo espiral de Carina-Sagitario de nuestra galaxia. El segundo objeto, arriba, es una acumulación de nubes de gas resplandeciente conocido como NGC 3576, ubicado a tan sólo a la mitad de distancia de la Tierra. NGC 3603 es un cúmulo estelar extremadamente brillante, conocido por tener la mayor concentración de estrellas masivas descubiertas hasta ahora en nuestra galaxia. En la parte central se puede observar un sistema estelar múltiple Wolf–Rayet, conocido como HD 97950. Las estrellas Wolf-Rayet se encuentran en una avanzada fase de evolución estelar, con dimensiones que comienzan en unas 20 veces la masa del Sol. Sin embargo, a pesar de su gran magnitud, las estrellas Wolf–Rayet se desprenden de una cantidad considerable de su materia, debido a la acción de los intensos vientos estelares que expulsan material de su superficie hacia el espacio a siete millones de kilómetros por hora, una pérdida de peso de proporciones cósmicas.

NGC 3603 se localiza en una zona de formación estelar muy activa. Las estrellas nacen en regiones oscuras y polvorientas del espacio, en su mayoría fuera del alcance de la vista humana. Pero a medida que las jóvenes estrellas comienzan gradualmente a brillar y logran disipar las capas de material que las rodea, se hacen visibles y crean nubes con un intenso resplandor en la materia circundante conocidas como regiones HII. Las regiones HII se iluminan debido a la interacción de la radiación ultravioleta emitida por las jóvenes y brillantes estrellas, las que se encuentran a altas temperaturas, con las nubes de gas de hidrógeno. Estas regiones pueden medir varios cientos de años luz de diámetro, y la región que rodea al NGC 3603 se distingue por ser la más masiva en nuestra galaxia. El cúmulo fue observado por primera vez por John Herschel, el 14 de marzo de 1834, durante su expedición de tres años dedicada al estudio sistemático de los cielos australes cercanos a Ciudad del Cabo. El mismo lo describió como un objeto notable y pensó que podría haberse tratado de un cúmulo globular. Estudios posteriores mostraron que no era un antiguo sistema globular, sino un  joven cúmulo abierto, uno de los más abundantes conocidos hasta la fecha.

NGC 3576, arriba en la imagen, también se sitúa en el brazo espiral de Carina-Sagitario de la Vía Láctea. Pero se encuentra sólo a unos 9.000 años luz de la Tierra, mucho más cerca que el NGC 3603, sin embargo, se pueden apreciar uno al lado del otro en el cielo. NGC 3576 se destaca por la presencia de dos grandes objetos curvos que se asemejan a los ensortijados cuernos de un carnero. Estos extraños filamentos son el resultado de los vientos estelares provenientes de las calientes y jóvenes estrellas en las regiones centrales de la nebulosa, que han arrastrado el polvo y el gas hacia el exterior a lo largo de un centenar de años luz. Dos oscuras siluetas conocidas como glóbulos de Bok también se pueden apreciar en este vasto complejo de nebulosas. Estas nubes negras cercanas a la parte superior de la nebulosa ofrecen además sitios potenciales para la futura formación de nuevas estrellas.


Crédito:   ESO / G. Beccari